Arminianismo Clásico, Arminianismo Reformado, Arminianismo Wesleyano, Calvinismo

¿Quién tiene la razón? ¿La Biblia o el calvinismo?

El amor infinito del Dios de la Biblia, Su gracia y Su misericordia se demuestran poderosamente en su trato con Israel. Y Su amor brilla aún más debido al rechazo y el odio contra Él, por un Israel desobediente. Si en verdad la gracia fuera irresistible, los elegidos no podrían menos que rendirse ante Dios y hacer Su voluntad.La gracia divina puede y ha sido a menudo resistida. Por ejemplo, la profecía completa de Oseas es una representación sorprendente del amor de Dios. En ella, el Dios Todopoderoso se asemeja a un marido traicionado y engañado. Pero la intensidad de la pasión de Dios por la nación del Pacto llega a su apogeo en Oseas 11: «Cuando Israel era muchacho” Dios declara, “yo lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo,” (11:1). «Pero entre más amaba Dios a Israel, más se alejaban. Dios fue el que se preocupaba por ellos… el que “Con cuerdas humanas los atraje, con cuerdas de amor” (Oseas 11:4).

Arminianismo Clásico, Arminianismo Reformado, Arminianismo Wesleyano, Calvinismo, Cesacionismo, Continuismo, Pentecostalismo, Pentecostalismo Clásico

Soli Deo Gloria ¿O Soli Calvinus Gloria?

Una cosa es repetir el eslogan "Soli Deo Gloria" y otra muy diferente es en verdad darle a Dios, y solamente a Él, la gloria. Por eso repetimos junto al salmista: "No a nosotros, oh Jehová, no a nosotros [ni a Calvino, ni a Arminio, ni a nuestros sistemas teológicos], sino a tu nombre da gloria, Por tu misericordia, por tu verdad." (Salmos 115:1)

Arminianismo Clásico, Arminianismo Reformado, Arminianismo Wesleyano, Atributos de Dios, Calvinismo

El calvinismo y su perversión de la santidad de Dios

La acusación contra el calvinismo es que, si bien Satanás no puede elevarse al nivel moral de Dios, lo que puede hacer, a través del calvinismo, es quizás rebajar a Dios a su propio nivel, o empeorar a Dios, como la mente maestra suprema y el origen creativo de todo mal moral en el universo. Por tanto, el calvinismo (lejos de dar gloria a Dios como presume) se alinea con el objetivo principal de Satanás: Difamar el carácter de Dios y hacerlo aborrecible para el hombre.

Apostasía, Arminianismo Clásico, Arminianismo Reformado, Arminianismo Wesleyano, Calvinismo, Salvación

Sobre el error de creernos «Una vez salvos, siempre salvos»

El Espíritu de Dios y su gracia no contenderán para siempre con el hombre (Génesis 6:3), ni siquiera con aquellos que haya sacado de “Egipto” y luego se rebelen (Hebreos 3:17-19). Si una persona sigue creyendo, entonces Dios es fiel y continúa revelándole más y más de sí mismo. Sin embargo, si tal persona pierde su fe y continúa en pecado, llegará el momento en que Dios ya no se revelará a sí mismo y los ojos de tal persona estarán cegados a la verdad y su corazón se endurecerá. En 2 Tesalonicenses 2: 10-12 leemos de “los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia."

Arminianismo Clásico, Arminianismo Reformado, Arminianismo Wesleyano, Calvinismo, Cristianismo

El Dios deformado del nuevo calvinismo

El Dios de la Biblia es un Dios de amor, un Dios que no ama solamente a los que le aman, sino también a los pródigos y rebeldes. Un Dios que no teme concederle a sus criaturas el regalo de la libertad para elegirlo voluntariamente y sin compulsión alguna.

Arminianismo Clásico, Arminianismo Reformado, Arminianismo Wesleyano, Recomendación de Lectura

Top 10 | Los mejores libros sobre teología arminiana en español

El arminianismo es una doctrina teológica cristiana fundada por Jacobo Arminio en los Países Bajos de comienzos del siglo XVII, a partir de la impugnación del dogma calvinista de la doble predestinación. Sustenta la salvación en la cooperación del hombre con la gracia divina a través de la fe. A pesar de su primacía en la teología latinoamericana, pocos conocen a fondo los postulados del arminianismo y, mucho menos, la historia de su fundador: Jacobo Arminio. La mayoría de lo que se conoce de este sistema teológico es información de segunda mano o, en el peor de los casos, una caricaturización del mismo hecha por sus detractores. ¿Quieres aprender más acerca de este sistema teológico? He aquí nuestras recomendaciones de lectura, con los 7 mejores libros sobre arminianismo en español.

Arminianismo Clásico, Arminianismo Reformado, Calvinismo, REFLEXIÓN BÍBLICA, Reforma Protestante

Confesiones de un pentecostal arminiano a sus hermanos reformados

"El hierro se pule con el hierro, y el hombre se pule en el trato con su prójimo." (Proverbios 27:17, RVC)

Arminianismo Clásico, Arminianismo Reformado, Calvinismo, Soberanía Divina

Dios, amo y soberano del universo, de la historia y de todo lo creado (¿Creemos los arminianos en la soberanía de Dios?)

A menudo se nos acusa a los arminianos de no creer en la soberanía divina. Nada podría ser más falso. Personalmente me parece fascinante la idea de que Dios controle todo. Me da seguridad. Tal idea de control absoluto sobre Su creación es lo que se llama la "soberanía" de Dios. Nada nos da fuerza y confianza como el tener una comprensión de la soberanía de Dios en nuestras vidas. La soberanía de Dios se define como su control independiente completo y total sobre toda criatura, suceso y circunstancia en cada momento de la historia. Sujeto a ninguno, influenciado por nadie, absolutamente independiente, Dios hace lo que quiere, sólo lo que le plazca, siempre como le plazca. Dios está en completo control de cada molécula en el universo, en cada momento, y todo lo que ocurre es causado o permitido por él para sus propios propósitos perfectos.

Sin categoría

La doctrina de la santificación en el arminianismo clásico

La teología arminiana reformada se aparta de los modelos wesleyanos y del movimiento de santidad derivado de este al abrazar las categorías más reformadas de Arminio. Asimismo, marca una clara distancia con otros sistemas falsamente identificados como arminianos, pero que rayan en el semipelagianismo. El arminianismo reformado se adhiere además a importantes declaraciones de fe reformadas como la Confesión de Fe Belga y el Catecismo de Heidelberg.

Arminianismo Clásico, Arminianismo Reformado, Calvinismo, Soberanía Divina

Violenta soberanía, un desacierto más del calvinismo

En su intento por defender la soberanía de Dios a niveles antibíblicos, los calvinistas han creado un “dios” muy diferente del Dios de la Biblia. De hecho, la versión calvinista de Dios es, en muchos sentidos, el verdadero villano de la historia humana, no el diablo mismo. ¿Por qué? Porque en la versión de Dios que nos presenta el calvinismo es Éste, y no el diablo, el verdadero autor del mal. El diablo es apenas un pobre peón en este juego macabro y cruel, donde la libertad y el albedrío de los seres creados es pura ilusión.