Arminianismo Clásico, Arminianismo Reformado, Teología

Confesión Arminiana | Capítulo IX

𝑃𝑜𝑟 𝐹𝑒𝑟𝑛𝑎𝑛𝑑𝑜 𝐸. 𝐴𝑙𝑣𝑎𝑟𝑎𝑑𝑜

Los primeros arminianos, conocidos históricamente como remonstrantes, redactaron una Confesión de Fe en 1621, en los breves años que siguieron a la conclusión del Sínodo de Dort. La Confesión Arminiana de 1621 fue pensada como una declaración de fe concisa y fácilmente comprensible y un correctivo a lo que vieron como las tergiversaciones publicadas en las Actas del Sínodo de Dort. A continuación, presentamos el noveno capítulo de dicha Confesión de Fe.

𝐂𝐀𝐏𝐈𝐓𝐔𝐋𝐎 𝐈𝐗 — 𝐒𝐎𝐁𝐑𝐄 𝐄𝐋 𝐂𝐎𝐍𝐎𝐂𝐈𝐌𝐈𝐄𝐍𝐓𝐎 𝐃𝐄 𝐋𝐀 𝐕𝐎𝐋𝐔𝐍𝐓𝐀𝐃 𝐃𝐄 𝐃𝐈𝐎𝐒 𝐑𝐄𝐕𝐄𝐋𝐀𝐃𝐀 𝐄𝐍 𝐄𝐋 𝐍𝐔𝐄𝐕𝐎 𝐏𝐀𝐂𝐓𝐎

(1.- Además, la voluntad de Dios, comprendida en el pacto de gracia que nuestro mayor profeta, el unigénito Hijo de Dios, nos reveló clara y plenamente en Su Evangelio, se abraza en dos encabezamientos principales. Primero, aquellas cosas que Dios, por su parte, decretó hacer en nosotros o acerca de nosotros [o, a través de nosotros] por Su Hijo Jesucristo, para que seamos partícipes de esa salvación eterna que Él ofrece. En segundo lugar, aquellas cosas que Él quiere totalmente que hagamos por Su propia gracia, si realmente queremos obtener la salvación eterna.

(2.- Aquellas cosas que Dios decretó hacer por su parte a fin de proporcionar nuestra salvación, son principalmente dos: (i) Él decretó para el honor de Su amado Hijo elegir para Sí mismo hijos [e hijas] a través de Él para la salvación y la vida eterna, para adoptar, justificar, sellar con Su Espíritu Santo y finalmente glorificar a todos aquellos y solo aquellos que verdaderamente creen en Su nombre y obedecen Su Evangelio, y perseveran en la fe y la obediencia hasta la muerte, y por el contrario, reprobar a los incrédulos y al impenitente de la vida y la salvación y condenarlos perpetuamente. (ii) Ha decretado por medio de Su mismo Hijo, conferir a todos los llamados, aunque sean miserables pecadores, tal gracia eficaz mediante la cual puedan creer realmente en Cristo el Salvador, obedecer Su evangelio y ser liberados del dominio y la culpa del pecado. de hecho, también a través del cual pueden realmente creer, obedecer y ser liberados, a menos que por un nuevo desafío y rebelión rechacen la gracia ofrecida por Dios.

(3.- El primer decreto es el decreto de predestinación a la salvación, o elección a la gloria, por el cual se establece la verdadera necesidad y al mismo tiempo la utilidad de nuestra fe y obediencia para obtener la salvación y la gloria. Pero establecer dogmáticamente algún otro decreto anterior, previo por el cual ciertas personas individuales fueron perentoriamente [sin debate] elegidas por su nombre para la gloria y todas las demás fueron reprobadas a la tortura eterna, es de hecho negar la verdadera naturaleza de este decreto, invertir el orden correcto, quitar el mérito de Jesucristo, para oscurecer la gloria de la bondad divina, la justicia y la sabiduría, y de hecho para subvertir por completo el verdadero poder y eficacia de todo el ministerio sagrado, y por lo tanto de toda piedad.

(4.- El segundo decreto es el decreto de llamado a la fe o de elección a la gracia, por el cual se establece la necesidad y al mismo tiempo la utilidad de la gracia divina, o de los medios necesarios para que podamos rendir fe y obediencia a Jesucristo según a la voluntad de Dios, revelada en Su Evangelio. Porque, en verdad, primero debemos estar seguros de la voluntad de Dios que Él quiere que le entreguemos, de la gracia necesaria para cumplir esa voluntad y de la gloria que se ha prometido conferir a los que cumplen la voluntad divina. Es por esto por lo que los trataremos a todos [más adelante] en el mismo orden en que han sido propuestos.

𝐁𝐈𝐁𝐋𝐈𝐎𝐆𝐑𝐀𝐅𝐈́𝐀:
The Arminian Confession of 1621 (Eugene: Pickwick Publications, 2005).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s